Acabar con el mal olor de las tuberías

Con el paso de los años puede aparecer e incluso incrementarse el mal olor de las tuberías. Siempre suele tener una causa detrás y, como todo problema, también tiene solución.

En las siguientes líneas trataremos de explicar cómo se produce y las maneras más eficaces de eliminarlo. Y para ello es imprescindible hablar de la bajante: la bajante es la única tubería que conecta con la red general de saneamiento, y como es de suponer, esta red de saneamiento tiene estos olores fuertes y molestos. El problema es que estos olores no deberían llegar a casa.

Por lo general, detectamos mal olor cuando el hedor se filtra a través un poro, una fisura o un mal aislamiento en la conexión de la red de saneamiento que no esté protegida por un sifón.

Mejorar el sellamiento

Si es lo que ocurre en tu caso, los operarios de CACHER ASISTENCIAS pueden desplazarse a tu vivienda o local. Revisarán las juntas entre los sanitarios y el soldado, empleando masilla o silicona para sellar la instalación correctamente.

También comprobarán la junta entre el inodoro y el manguetón, en caso de que en tu hogar este elemento no esté escondido en la pared. Y por último, se asegurarán de que la junta de goma del bote sifónico también esté cumpliendo con su función aislante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *