¿Cuando hay que cambiar el termo?

Cambiar el termo es un proceso complejo ya que es muy importante realizar una buena compra. Al manido refrán “lo barato sale caro” no le falta verdad cuando lo aplicamos a este tipo de aparatos.

En la actualidad las calderas o termos eléctricos son los más demandados, con especial empuje de las llamadas calderas de condensación. Su ventilador eléctrico permite acumular vapor de agua para conseguir una mayor eficiencia en el proceso. Así pues, si estás pensando en renovarla, es lo primero que debes tener en cuenta. No en vano, la eficiencia, el ahorro y la fiabilidad son los 3 factores que han de guiar nuestra decisión de compra.

En cuanto a las características, hay también una gran variedad. Así pues, habrá que fijarse en uno tenemos que se adapte al uso que vamos a darle.

En este sentido, es primordial que la capacidad de litros de agua sea acorde con el número de personas que habitan en la vivienda -en caso de que vivan dos personas lo mínimo que debemos tener es un termo de 50 litros-.

Averías

Si las averías son más frecuentes de lo habitual, no hay que dudar y sustituirla por una nueva, ya que es la mejor garantía a medio y largo plazo. No obstante, si se trata de una avería puntual puedes contar con CACHER ASISTENCIAS y ahorrarte el desembolso que supone adquirir un nuevo aparato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *