Pozos negros: lo que hay que saber

La prevención y mantenimiento de los pozos negros es una tarea indispensable. Evitar bacterias, contaminación del suelo, de las aguas subterráneas y del ambiente en general, alejar roedores y animales indeseados… Son muchos los motivos por los que hay que realizar revisiones y labores de mantenimiento periódicas.

En primer lugar, hay que evitar que un pozo negro se llene. Para ello, desde el Departamento de Fontanería CACHER ASISTENCIAS aconsejamos no utilizarlos para tirar fluidos aceitosos, jabones o grasas, ya que forman una película impermeable que impide el filtrado del pozo.

¿Cómo notar si el pozo negro se está llenando?

Si el pozo negro se llena las aguas de los inodoros y desagües será cada vez más lenta. También pueden aparecer olores fuertes en las inmediaciones del mismo.

En caso de ser necesario un vaciado, se necesita un equipo especial para ello. Consulta con CACHER ASISTENCIAS cómo podemos ayudarte.

Pozos negros vs fosas sépticas

Los pozos negros muchas veces son confundidos con las fosas sépticas pero realmente no son lo mismo.

Mientras en una fosa séptica realiza tratamiento a las aguas residuales antes de verterse de nuevo al suministro de las aguas subterráneas, los pozos negros simplemente reciben las aguas residuales. No se tratan ni están conectados a un campo de drenaje, su único fin es la del almacenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *