Rehabilitar una fachada: 3 puntos clave

Antes de comenzar a rehabilitar una fachada hay que tener en cuenta ciertos aspectos. Desde tener todo en regla hasta saber qué resultado es el que queremos: controlar hasta el último detalle es crucial para evitar sobresaltos.

Una vez se tiene el proyecto -si es una obra menor con el presupuesto suele ser suficiente- es necesario seguir ciertos pasos, que detallamos a continuación.

Permisos

Para hacer una obra es necesario el permiso del ayuntamiento. Dependiendo de la magnitud de la misma, el tipo de licencia y los requisitos para obtenerla pueden variar sensiblemente. En obras sencillas como pintar o realizar un lavado o lavado de cara de la fachada, no es necesario apenas papeleo. Por su parte, con una rehabilitación estructural (incluyendo ventanas, balcones, cornisas, etc.) pueden requerirse más gestiones.

También, si son necesarios andamios, es necesario tener en cuenta la ocupación de la via pública, que requiere una licencia aparte.

Eficiencia energética

La rehabilitación de la fachada es una gran oportunidad para sustituir ventanas por ventanas eficientes, colocar aislamiento, etc. Así se consigue mejorar la eficiencia energética del edificio. No en vano, puede suponer ahorros de hasta el 50% en consumo.

Empresa de confianza

Para este tipo de trabajos no hay nada mejor que confiar en una empresa consolidada en la rehabilitación de fachadas. Desde CACHER ASISTENCIAS te ayudamos con cada parte del proyecto para que no tengas que preocuparte por nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *