Reparación de puertas de garaje: averías comunes

Pese a su aparente complejidad, los mecanismos de las puertas de garaje permiten identificar de manera clara cuál es la avería y la causa de la misma. A continuación os contamos cuáles son las fallos más frecuentes y también os traemos algunos consejos en la reparación de puertas de garaje.

Averías

  • Ni el mando ni el interruptor accionan la puerta: en este caso lo más probable es que la fuente de alimentación se haya interrumpido. Generalmente es porque la unidad del motor se ha desenchufado. Aunque también puede haber fallos más serios en el circuito eléctrico. En este caso es mejor contactar con profesionales, como los operarios de CACHER ASISTENCIAS.
  • La puerta del garaje no se cierra por completo: puede ocurrir que los sensores de seguridad necesiten ajuste o realineación, o que los rodillos estén oxidados o dañados. Se puede probar a engrasar los rieles y rodillos y ver si se soluciona el problema.
  • La puerta del garaje salta inmediatamente hacia arriba después de tocar el suelo: es un problema del interruptor de límite de cierre. Hay que realizar el ajuste del tornillo en el motor del abre puertas. Se recomienda realizarlo progresivamente, por aproximación, hasta que la puerta deje de levantarse.
  • El motor se acciona pero la puerta no se desplaza: suele ocurrir en invierno, generalmente por las temperaturas. Se debe aplicar lubricante en los rieles y rodillos.

El teflón y sus ventajas

El teflón es un material altamente resistente y que tiene múltiples propiedades aislantes. En fontanería, uno de sus principales usos es para evitar las temidas fugas.

Añadir teflón en las zonas de ensamblaje mejora notablemente la calidad del flujo de agua evitando que se pierda parte del mismo. Y es que no sólo supone un uso más eficiente y ecológico del agua, sino que también estaremos ahorrando en la factura.

Apariencia y aplicaciones

En teflón suele comercializarse en cintas adhesivas que cuentan con diferentes grosores. Cuanto mayor sea el diámetro de la tubería más grueso deberá ser el teflón. Al aplicarlo, debe hacerse en el mismo sentido que la rosca de la tubería. Se recomienda dar unas pocas vueltas de circunferencia alrededor de la rosca repartiendo la cinta uniformemente por toda la superficie de la rosca.

En cuanto a su durabilidad, el teflón resiste las altas temperaturas -de hasta 300º-, y puede hacerlo durante largos periodos de tiempo. Es también resistente a muchos ácidos e impermeable. Además, se trata de un material resistente también a lo largo del tiempo, por lo que puede durar años en la misma tubería.

Si quieres revisar la eficiencia de las tuberías de tu negocio o vivienda y asegurarte de que no se producen fugas, no dudes en llamar a CACHER ASISTENCIAS. ¡Nuestros operarios tienen la solución!