Instalar ventanas de doble acristalamiento

El doble acristalamiento en uno de los sistemas más eficientes para maximizar el ahorro energético y perfeccionar el aislamiento de la casa. Desde el Departamento de Carpintería Metálica de CACHER ASISTENCIAS te explicamos todo lo que necesitas saber sobre esta tecnología, una de las más punteras que existen en la actualidad.

Cámara aislante

Se trata de dos hojas de cristal que encierran una cámara de aire deshidratado o de gas. Esto genera un aislamiento térmico y acústico de gran calidad. Su principal función se logra a través del espesor de la cámara de aire, siendo mayor el aislamiento conseguido cuanto mayor sea el espesor de dicha cámara.

El espesor óptimo sería de 16mm, marcadas en las ventanas a través de una serie de números que miden el grosor de los cristales y la distancia generada entre ambos.

Inconvenientes

El mayor y prácticamente único inconveniente de estos cristales, es que es necesario realizar obra para su instalación. Esto es debido a que el grosor de este cristal impide su instalación en marcos de ventanas normales o antiguas. Así que, si estás reformando la casa, ya sabes que es una oportunidad única para aprovechar e instalar una ventana con doble acristalamiento. Pregúntanos cómo hacerlo.

Humedades por condensación y cómo evitarlas

La condensación en el interior de nuestras casas ocurre cuando el aire, que contiene vapor de agua, entra en contacto con un cuerpo más frío creando gotas que se acumulan y forman humedades por condensación. Este problema se detecta fácilmente observando los espejos y cristales de ventanas: si tienen gotas o se empañan continuamente, es posible que aparezca este tipo de contratiempo.

A la larga, estas humedades crearán manchas y moho en las paredes y techos de tu hogar. Además, pueden poner en riesgo la estructura y salubridad del propio edificio. Por este motivo, es vital atajar el problema de raíz en cuanto se detecta.

Revisa la estructura, ventilación y calefacción de la estancia

En cuanto apercibimos que se están formando humedades por condensación, no hay que demorarse en acudir a una empresa especializada. En CACHER ASISTENCIAS, en estos casos lo primero que hacemos es revisar la estructura, ventilación y calefacción de la vivienda o local.

La estructura puede estar dañada y no estar aislando bien el edificio de las lluvias y otras inclemencias meteorológicas. En este caso, será necesaria una intervención por parte de nuestros albañiles para, con una pequeña obra o reforma, garantizar un total aislamiento y reparar cualquier desperfecto.

Asimismo, será necesario revisar si las ventanas están asilando la estancia correctamente. En caso de que no sea así, habrá que proceder a reemplazarlas, algo que puedes confiar a nuestro departamento de carpintería metálica.

Por último, preocuparse por la correcta ventilación y uso de la calefacción en el edificio puede también ayudarnos a prevenir que el problema se repita en un futuro.

Reparación de puertas de garaje: averías comunes

Pese a su aparente complejidad, los mecanismos de las puertas de garaje permiten identificar de manera clara cuál es la avería y la causa de la misma. A continuación os contamos cuáles son las fallos más frecuentes y también os traemos algunos consejos en la reparación de puertas de garaje.

Averías

  • Ni el mando ni el interruptor accionan la puerta: en este caso lo más probable es que la fuente de alimentación se haya interrumpido. Generalmente es porque la unidad del motor se ha desenchufado. Aunque también puede haber fallos más serios en el circuito eléctrico. En este caso es mejor contactar con profesionales, como los operarios de CACHER ASISTENCIAS.
  • La puerta del garaje no se cierra por completo: puede ocurrir que los sensores de seguridad necesiten ajuste o realineación, o que los rodillos estén oxidados o dañados. Se puede probar a engrasar los rieles y rodillos y ver si se soluciona el problema.
  • La puerta del garaje salta inmediatamente hacia arriba después de tocar el suelo: es un problema del interruptor de límite de cierre. Hay que realizar el ajuste del tornillo en el motor del abre puertas. Se recomienda realizarlo progresivamente, por aproximación, hasta que la puerta deje de levantarse.
  • El motor se acciona pero la puerta no se desplaza: suele ocurrir en invierno, generalmente por las temperaturas. Se debe aplicar lubricante en los rieles y rodillos.