Acabar con el mal olor de las tuberías

Con el paso de los años puede aparecer e incluso incrementarse el mal olor de las tuberías. Siempre suele tener una causa detrás y, como todo problema, también tiene solución.

En las siguientes líneas trataremos de explicar cómo se produce y las maneras más eficaces de eliminarlo. Y para ello es imprescindible hablar de la bajante: la bajante es la única tubería que conecta con la red general de saneamiento, y como es de suponer, esta red de saneamiento tiene estos olores fuertes y molestos. El problema es que estos olores no deberían llegar a casa.

Por lo general, detectamos mal olor cuando el hedor se filtra a través un poro, una fisura o un mal aislamiento en la conexión de la red de saneamiento que no esté protegida por un sifón.

Mejorar el sellamiento

Si es lo que ocurre en tu caso, los operarios de CACHER ASISTENCIAS pueden desplazarse a tu vivienda o local. Revisarán las juntas entre los sanitarios y el soldado, empleando masilla o silicona para sellar la instalación correctamente.

También comprobarán la junta entre el inodoro y el manguetón, en caso de que en tu hogar este elemento no esté escondido en la pared. Y por último, se asegurarán de que la junta de goma del bote sifónico también esté cumpliendo con su función aislante.

Problemas con el agua de la piscina

Una de las consultas referentes a fontanería que solemos recibir en CACHER ASISTENCIAS es la relativa al agua de la piscina. Más aún en esta época, cuando solemos olvidarnos de ella. Pero es que al fin y al cabo, no deja de ser una bañera de grandes dimensiones.

Color del agua: algas

Una de las preocupaciones habituales es la relativa al color del agua. Es común que aparezcan tonalidades verduzcas, marrones o negras en el agua, generalmente causadas por las algas. Son un inconveniente común que debemos solucionar.

Aunque es cierto que existen más de una veintena de especies diferentes, las que generalmente encontramos en la piscina son casi siempre las mismas, lo que permite usar tratamientos estándar muy eficaces.

Agua turbia: pH desajustado o suciedad

El agua de la piscina se vuelve turbia debido a que hay partículas en el agua pero son demasiado pequeñas para quedar atrapadas en los sistemas de filtración. La causa más frecuentes de que el agua este turbia, además de las algas, es un desajuste en el pH de la piscina.

En estos casos, se realiza un tratamiento con floculante, se esperan unas horas hasta que las partículas queden en el fondo de la piscina y se utiliza el limpiafondos.

Sustitución de tuberías de plomo en edificios

Aún suele ser relativamente habitual encontrarse con construcciones y edificios que utilizan tuberías de plomo. Se trata por lo general de viviendas o locales construidos hace varias décadas, cuando aún no se conocían todos los efectos negativos que este material tiene para la salud.

Es por ello necesario realizar una sustitución de tuberías de plomo por conductos de otros materiales inocuos, que son los que se utilizan en la actualidad en el terreno de la fontanería.

Un elemento perjudicial para la salud

Como indicábamos arriba, el plomo se vino utilizando hasta mediados del siglo XX en la construcción de la grifería de los edificios. No fue hasta los años 70 cuando Europa y Estados Unidos comenzaron a regular su utilización, ya que estudios de la época atribuían al plomo inorgánico ciertas propiedades cancerígenas

De hecho, estudios posteriores han confirmado estas investigaciones, indicando una especial incidencia en los niños.

Contacta con CACHER ASISTENCIAS

Si vives en un edificio antiguo es posible que las tuberías sigan siendo de plomo. No esperes más y solicita una visita por parte de los operarios de CACHER ASISTENCIAS. Ellos identificarán si se trata de este caso, retirarán las tuberías de plomo y realizarán una sustitución del material.

Cisternas empotradas: ventajas y desventajas

Aunque todavía poco habituales en viviendas, las cisternas empotradas van paulatinamente ganando adeptos. Se trata de una opción que aporta gran valor a la construcción y completa una estética muy cuidada en el cuarto de baño.

Como su propio nombre indica, este tipo de cisternas se encuentran en el interior de la pared, mejorando el aspecto y la estética de la estancia. Tan sólo el pulsador de la misma queda visible. Eso sí, como todo, tiene sus pros y sus contras. A continuación desgranamos las claves de las cisternas empotradas:

Ventajas de las cisternas empotradas

El primer punto a favor es el hecho de que ocupan menos espacio en el baño. Por este motivo resultan ideales para aseos de dimensiones reducidas. Además, frente a las cisternas tradicionales, son mucho más elegante, permitiendo más posibilidades en el ámbito creativo y de estilo.

Asimismo, cuentan con una gran variedad de diseños para combinar con el resto del espacio de baño. Además, su mantenimiento y reparación básicos no exigen, por lo general, el picado de la pared, permitiendo un acceso sencillo y rápido a los principales resorte de funcionamiento.

Desventajas de las cisternas empotradas

La instalación requiere de obra, que debe hacerse por un profesional. También, su precio puede ser un pequeño obstáculo, ya que pueden llegar a ser sustancialmente más costosas que una tradicional.

Cómo actuar ante un atasco en el desagüe

Es una situación ciertamente incómoda pero que puede ocurrir cada cierto tiempo. Hablamos de un atasco en el desagüe. A continuación os traemos una serie de consejos para saber cómo actuar para solucionar el problema.

En primer lugar hay que identificar el problema. Generalmente es fácil hacerlo, especialmente en el caso de retrete, ya que en este sanitario un aumento del nivel del agua se detecta rápidamente. Puede ser algo más complicado en la bañera o el lavabo, en ocasiones sólo cuando los llenamos en su totalidad podemos apreciar las dificultades del desagüe para evacuar el agua. También los malos olores pueden ser un síntoma claro.

El bote sifónico, la pieza clave

Una vez identificado el problema, se recomienda revisar los sifones. Cada sanitario va unido a uno, que a su vez conectan con el bote sifónico central. Éste recoge el agua de todos los sanitarios en un único conducto que a su vez se dirige ya a la bajante de aguas fecales.

En ocasiones este dispositivo puede verse saturado, por lo que se recomienda tratar de utilizar un desatascador, coloquialmente conocido como ‘chupón’, de manera rápida y repetitiva, ya que así hace mayor efecto.

De no resultar, puede hacerse uso de productos químicos. Eso sí, con ciertas precauciones ya que algunos pueden resultar tóxicos.

Si nada de lo anterior surte efecto, sería ya necesario contactar con un profesional de CACHER ASISTENCIAS que pudiera revisar y valorar el estado de la instalación.

El teflón y sus ventajas

El teflón es un material altamente resistente y que tiene múltiples propiedades aislantes. En fontanería, uno de sus principales usos es para evitar las temidas fugas.

Añadir teflón en las zonas de ensamblaje mejora notablemente la calidad del flujo de agua evitando que se pierda parte del mismo. Y es que no sólo supone un uso más eficiente y ecológico del agua, sino que también estaremos ahorrando en la factura.

Apariencia y aplicaciones

En teflón suele comercializarse en cintas adhesivas que cuentan con diferentes grosores. Cuanto mayor sea el diámetro de la tubería más grueso deberá ser el teflón. Al aplicarlo, debe hacerse en el mismo sentido que la rosca de la tubería. Se recomienda dar unas pocas vueltas de circunferencia alrededor de la rosca repartiendo la cinta uniformemente por toda la superficie de la rosca.

En cuanto a su durabilidad, el teflón resiste las altas temperaturas -de hasta 300º-, y puede hacerlo durante largos periodos de tiempo. Es también resistente a muchos ácidos e impermeable. Además, se trata de un material resistente también a lo largo del tiempo, por lo que puede durar años en la misma tubería.

Si quieres revisar la eficiencia de las tuberías de tu negocio o vivienda y asegurarte de que no se producen fugas, no dudes en llamar a CACHER ASISTENCIAS. ¡Nuestros operarios tienen la solución!