¿Cuando hay que cambiar el termo?

Cambiar el termo es un proceso complejo ya que es muy importante realizar una buena compra. Al manido refrán “lo barato sale caro” no le falta verdad cuando lo aplicamos a este tipo de aparatos.

En la actualidad las calderas o termos eléctricos son los más demandados, con especial empuje de las llamadas calderas de condensación. Su ventilador eléctrico permite acumular vapor de agua para conseguir una mayor eficiencia en el proceso. Así pues, si estás pensando en renovarla, es lo primero que debes tener en cuenta. No en vano, la eficiencia, el ahorro y la fiabilidad son los 3 factores que han de guiar nuestra decisión de compra.

En cuanto a las características, hay también una gran variedad. Así pues, habrá que fijarse en uno tenemos que se adapte al uso que vamos a darle.

En este sentido, es primordial que la capacidad de litros de agua sea acorde con el número de personas que habitan en la vivienda -en caso de que vivan dos personas lo mínimo que debemos tener es un termo de 50 litros-.

Averías

Si las averías son más frecuentes de lo habitual, no hay que dudar y sustituirla por una nueva, ya que es la mejor garantía a medio y largo plazo. No obstante, si se trata de una avería puntual puedes contar con CACHER ASISTENCIAS y ahorrarte el desembolso que supone adquirir un nuevo aparato.

Mantenimiento y reparación de ventanas y puertas de madera

Las ventanas y puertas de madera no están exentas de sufrir los rigores de los cambios de temperatura, de la humedad y del paso del tiempo. Especialmente expuestas a ellos se encuentran las puertas y ventanas exteriores.

Por ello, pueden necesitar de un mantenimiento periódico para mantener su mejor aspecto, así como un correcto funcionamiento de la instalación. A continuación os traemos una serie de recomendaciones para minimizar estos efectos y garantizar una amplia vida útil.

Barniz o aceites protectores

Se puede optar por aceite de teca o de linaza, o también por los llamados barnices de poro abierto para aplicar una capa protectora a la madera. Estos últimos, frente a los barnices tradicionales, permiten que la madera respire y regule de forma natural la humedad interior.

Limpieza y mantenimiento de superficies y mecanismos

Por obvio que pueda resultar, es necesario destacar que una correcta limpieza de la superficie de la ventana o puerta es necesaria para mantener el mejor aspecto posible. Especialmente de la parte exterior -que generalmente es la gran olvidada-.

Y es que la acumulación de suciedad puede terminar afectando a los materiales. Eso puede hacer que sea demasiado tarde cuando nos queramos dar cuenta. Especial atención necesitan las bisagras y fallebas. Su buen estado y engrase es indispensable para un correcto funcionamiento.

Reparación o sustitución

Cuando el daño es importante, puedes ponerte en contacto con el equipo de CACHER ASISTENCIAS. Nuestros operarios podrán evaluar el estado de la instalación y realizar una reparación o bien una sustitución, en función de lo que se requiera.